top of page

Descanso

Actualizado: 31 ago 2022


Cada vez sabemos más sobre el sueño






El sueño es extremadamente importante para el rendimiento, el aprendizaje, el desarrollo y la salud física y mental. Un sueño inadecuado, puede llevar a una reducción en el rendimiento académico, alteraciones del estado de ánimo e incremento de la conducta de tomar riesgos. En el deporte, disminuye el rendimiento, la habilidad para tomar decisiones, el aprendizaje y la cognición, junto con reducciones en la función inmunitaria e incremento en la susceptibilidad para ganar peso.


El sueño, se puede evaluar a través de métodos objetivos como sensores que utilizan la ACTIGRAFÍA (uso de un dispositivo tecnológico que detecta el movimiento durante el sueño) o por medio de POLISOMNOGRAFÍA (durante una noche en un laboratorio de sueño). O métodos más subjetivos, como diarios que pueden ser de gran ayuda para tener un mayor entendimiento de los hábitos de descanso.


Se ha estudiado la deprivación parcial del sueño en el rendimiento deportivo en adultos y se reportaron disminuciones en una variedad de funciones psicomotoras, después de sólo una noche de restricción del sueño; sin embargo, no se observó afectación en la fuerza muscular, la potencia aeróbica y la carrera de resistencia. Las mayores alteraciones se encontraron posteriormente, sugiriendo un efecto acumulativo de la fatiga por la pérdida del sueño.

De la investigación disponible, surge que las tareas submáximas prolongadas se pueden ver más afectadas que los esfuerzos máximos, particularmente después de las dos primeras noches de deprivación parcial del sueño.


Además, se ha demostrado que otras funciones biológicas se pueden afectar después de la deprivación del sueño. Los cambios en el metabolismo de la glucosa y la función neuroendocrina como resultado de la deprivación crónica y parcial pueden resultar en alteraciones del metabolismo de los carbohidratos, apetito, consumo de alimentos y síntesis de proteínas. Por último, todos estos factores, pueden influir negativamente en el estado nutricional, metabólico y endocrino de los atletas y por lo tanto reducir potencialmente el rendimiento deportivo.


Los atletas que sufren cierto grado de pérdida de sueño se pueden beneficiar de una siesta corta, particularmente, si se llevará a cabo una sesión de entrenamiento en la tarde o en la noche. Las siestas, pueden reducir de forma importante la somnolencia y pueden ser beneficiosas cuando se aprenden habilidades, estrategias y tácticas.


Dormir, es una de las funciones biológicas más importantes del cuerpo con repercusiones en el rendimiento, cognición, aprendizaje, desarrollo, salud mental y física. Aunque existen numerosas consecuencias como resultado de un sueño inadecuado, identificar los problemas del sueño y seguir las recomendaciones para un óptimo descanso, puede ayudar a maximizar el rendimiento deportivo y mental.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page